Típico, tienes un cambio en mente: quieres cambiar de empleo a uno mejor, o quieres emprender tu propio negocio, quisieras iniciar una relación…cualquier cambio que se considere importante…pero es que da la casualidad, que siempre que intentas hacerlo pasa algo…¿¿¡¡¡POR QUÉ!!!?? Nunca tienes tiempo o casualmente pasa algo que no lo permite…¿serán siempre ciertas estas razones o estaremos más bien hablando de un autosabotaje? Hoy te invito a descubrir de qué manera se manifiesta para que puedas identificarlo y puedas comenzar a dar el paso al cambio que deseas.

El autosabotaje es una defensa inconsciente que tiene como uno de sus fines mantenernos en nuestro espacio conocido. ¿Es negativo, es positivo? Ninguna de las dos, es simplemente una función de nuestra mente.

Basándonos en eso, hoy quiero presentarte las 4 maneras más habituales en las que nos autosaboteamos. Claro que cada quien puede tener diferentes maneras, pero estas son las mas comunes y te servirán de base para descubrir otras.

  1. Excusas

Esta es la reina del autosabotaje, también conocido como el “síndrome del esqueísmo”, nos escudamos en la falta de tiempo, edad, recursos económicos, no saber cómo, etc. Cuando algunas de ellas no son del todo ciertas y otras tienen solución.

2. Procrastinación

Al tener una “falta de tiempo” (que muchas veces podríamos traducir como evasión) Aplazamos nuestras tereas o responsabilidades hasta el último minuto, la mayoría de las veces por miedo al cambio. Esto es algo que podemos resolver gestionando mejor nuestro tiempo para poder hacerlo con más dedicación. Para más información, puedes tenerla en el podcast Mi kit Anti-procrastinación.

3. Perfeccionismo

Aunque no lo creas, el perfeccionismo es la excusa ideal para no acabar nunca y evitar así el miedo al fracaso o al mismo éxito.

El aceptar que el perfeccionismo no existe, nos ayuda a avanzar y nos permite aceptarnos y mostramos como seres humanos.

autoestima Archives - Página 2 de 4 - Esperanza Sánchez

5. Falta de autocompromiso.

Eres una persona comprometida en tu trabajo y con las otras personas, pero con tus metas personales no pasa igual, porque nadie va a juzgar, evaluar o criticar que las hayas cumplido o no, estás menos expuesto/a. Para respetar tus objetivos te recomiendo escribirlos con el método SMART y también apoyándote en otra persona (profesional o amistad) donde puedan avanzar juntos/as.

Estas son las 4 formas más comunes en las que se manifiesta el autosaboteo, espero que a partir de hoy puedas identificarlas cuando se presenten ¿Conoces o has vivido alguna otra? Házmela saber en los comentarios.