Seguramente tienes tantos hábitos que no podrías ni contarlos: desde cepillarte los dientes, levantarte a cierta hora, hacer ejercicios, revisar tu correo o redes sociales. A veces ni siquiera somos conscientes de ello. ¿Sabías que el Auto conocimiento puede formar parte de tus hábitos cotidianos? Claro, llevas cepillándote los dientes desde muy pequeño/a y ya lo haces hasta con los ojos cerrados. Pero seguramente en su momento tuviste que poner mucha atención al hacerlo. En este caso con el autoconocimiento es igual: Al principio tenemos que ser muy conscientes para saber cuándo y cómo podemos habituarnos y ya luego acostumbraremos a nuestra mente a ello.

El Autoconocimiento es muy necesario para un bienestar psicológico: Te será más fácil enfocarte en lo que realmente quieres, ese proyecto de mediano-largo plazo o ese día a día que quieres o tienes. También a gestionar tus emociones en momentos difíciles. Incluso te permite saber que puedes perder el equilibrio y es normal.

Y ya sin dar más vueltas, te voy a comentar 5 pasos para hacer el Autoconocimiento un hábito. Como todo hábito hay que hacerlo todos los días, a nuestro ritmo, pero de forma constante.

  1. Haz de la escritura tu amiga diaria (o por lo menos semanal)

Escribir acerca de cómo nos sentimos, nuestras creencias, deseos, virtudes y defectos, etc. nos ayuda a conocernos muchísimo, es impresionante lo que nos aporta. Y si lo releemos aún más, porque nos retroalimenta aquello que nos reproduce.

2. Pídele a alguien que te describa

¿Cuántas veces no te ha pasado que te dicen tener alguna cualidad (gesto, comportamiento, habilidad, etc.) que no habías hecho consciente?

Esto nos pasa porque aunque creamos que nos conocemos, lo que otras personas perciben puede ser desconocido para nosotros.

Por eso, pedirle a una o más personas que nos conozcan los suficiente que nos describan pueden ser de mucha ayuda, porque nos permitirá hacer consciente lo inconsciente.

El cerebro escribe con tiza blanca está a la mano, dibuja el concepto. Foto gratis

3. No permitas que nadie te diga qué eres o cuál es tu objetivo.

Aunque pueda ser confuso con el punto anterior, es totalmente lo contrario. Una cosa es describirte y otra cosa es decirte quién eres y cuáles son los objetivos de vida. Esa conclusión debes sacarla tu mismo/a.

4. Practica o aprende alguna actividad que disfrutes.

Hacer algo placentero nos invita a desconectar, como ya te he comentado en otras ocasiones, pero también a conocer tus capacidades, limites, habilidades e incluso tu nivel de constancia.

5. Psicoterapia

El apoyo psicológico es una herramienta muy potencial porque contarás con el acompañamiento de un/a profesional (sin vínculo emocional) que te pueda guiar y dar a re-conocer ciertas características que no tomabas en cuenta. Claro, que como te dije antes, no te dirá qué hacer o cómo hacerlo. Eso sólo lo delimitarás tú.

Mujer joven posando al aire libre en una playa con un espejo redondo Foto gratis

Estos son unas herramientas bastante potenciales que podrás poner en práctica. Para crear el hábito debes hacerlo parte de tu día a día ¿Qué otra herramienta utilizas para el Autoconocimiento? Espero tus comentarios.